Geomaniguras

Geomaniguras

Geomaniguras

Realizado por el Departamento de Matemáticas de la Facultad de Educación de Ciudad Real, (Universidad de Castilla La Mancha), en colaboración con Fizz Ideas.

¿Qué es?

Juego didáctico y manipulativo de madera de abedul compuesto por 33 piezas de diferentes formas geométricas. Las piezas están construidas con imanes en su interior, de tal manera que permiten ser ensambladas y formar así figuras geométricas más complejas.

Además, el material incluye cinta métrica, con la que realizar mediciones y poder deducir conceptos matemáticos.

¿Para quién es?

Tiene un carácter evolutivo, de modo que se inicia como un juego libre de piezas magnéticamente ensamblables (combinando piezas sin ninguna pauta previa) a partir de los 3 años de edad, hasta poder utilizarlo para comprender todo tipo de conceptos geométricos, como el perímetro y área de figuras planas, el teorema de Pitágoras, etc., que se corresponden con conocimientos relacionados con la educación secundaria.

Image
Image
Image

¿Cómo se utiliza?

Las actividades posibles difieren en relación con la edad o momento evolutivo:

– A partir de 3 años: en este periodo se puede jugar con las distintas formas, componiéndolas y descomponiéndolas. El juego puede ser libre o pautado por colores.

– A partir de 6 años: con la ayuda de la cinta métrica, se pueden hacer mediciones de los perímetros de las distintas formas, comparando los tamaños de las distintas composiciones elaboradas.

– A partir de 10 años: se pueden manipular las piezas con el objetivo de comprender la manera en la que se calculan, por ejemplo, las áreas de los polígonos, el teorema de Pitágoras, o cualquier otro contenido geométrico adaptado al nivel de los niños. También, el uso de la cinta métrica permite entender la presencia del número pi en las figuras circulares.

¿Qué desarrolla?

  • Representación de la geometría de forma lúdica y atractiva en los primeros años.
  • Representación de las figuras geométricas antes de que el niño/a tenga la destreza manual para representarlas.
  • Adquisición de una mayor autonomía intelectual de los alumnos, potenciando que, mediante actividades  libres y dirigidas, descubran por sí mismos algunos de los conocimientos geométricos básicos.
  • Reconocimiento y adquisición de la noción de ángulo, vértice y lado.
  • Reconocimiento y adquisición de la noción de área y perímetro.
  • Fomento de la creatividad de los alumnos y el interés por participar en su propio proceso de aprendizaje.
Image